El tratamiento consiste en la aplicación de toxina botulínica en el músculo facial a tratar, pudiendo ser utilizado para la corrección de arrugas dinámicas principalmente del tercio superior del rostro (frente, entrecejo y patas de gallo). La acción de la toxina botulínica dura aproximadamente 6 meses. Su aplicación es segura y se logran resultados excelentes y naturales, pudiendo retomar su vida cotidiana inmediatamente.
TOXINA BOTULÍNICA


EL FIN DE LAS ARRUGAS
15 6592-5638
4524-3549
Martes a sábados de 9 a 19hs

Av. Olazábal 4770 1º A

Villa Urquiza - Capital Federal
Hábitos de Estética

Personal matriculado con amplia experiencia.
Cosmiatra “Asociación Médica Argentina”
Médico especialista en Estética “UBA”
Licenciada en Nutrición "UBA"

Reintegros por obras sociales